13 reglas para quebrar tu negocio

13 reglas para quebrar tu negocio

Empezar una empresa es el sueño de todo emprendedor. En los países latinoamericanos, aventurarse en un negocio propio se hace cada día más factible, pues los gobiernos año a año habilitan más recursos para promoverlo. Adicionalmente, los trámites y costos de inicio, pese a ser todavía altos, van bajando cada vez más. En países como Colombia, por ejemplo, se inician más de 700 negocios diarios según Confecámaras. Sin embargo, según el periódico El Colombiano, tras el primer año, más de la mitad desaparecen, y lo que es peor, tres años después queda menos de un tercio de los proyectos emprendidos.

 

¿Qué está pasando? La clave del éxito es compleja y a la vez difícil de encontrar, es la suma de múltiples buenas prácticas y conocimientos que se adquieren con el tiempo. Es por esto que no hablaremos de las claves del éxito y nos centraremos en encontrar las respuestas, las claves del fracaso. Éstas, pese a ser obvias son más comunes de lo que se cree en muchas de las empresas latinoamericanas. Para no quebrar, léalas y evite ponerlas en marcha.

 

Regla #1: No desarrolle una estrategia ¿para qué, si los mercados son cambiantes? Evidentemente es mejor ir sin rumbo fijo y dejar que las circunstancias nos muestren el camino. Sin estrategia es mucho mejor la vida, no hay que medir, ni cumplir metas. Además no tenemos que preocuparnos por saber si vamos bien o mal.

 

Regla #2: No asegure su negocio, es un gasto mensual fácil de eliminar. Los accidentes laborales o civiles si pasan, pero a otros. ¿Asegura usted su carro? Desde mi punto de vista está botando el dinero. Yo prefiero ser como las pymes mexicanas, según AXA Seguros solo una de cada cuatro lo hace.

 

Regla #3: Abra el negocio de moda, si todo el mundo lo hace debe ser bueno. ¿A quién le gusta un negocio libre de competidores? Es mejor un negocio desafiante, saturado de competencia. Los océanos azules son fáciles y aburridos. Mejor haga lo de moda: si todos abren un restaurante de sushi, hágalo usted también. Si todos abren una hamburguesería gourmet, hágalo usted también. Si todos abren una tienda de helados de yogurt, hágalo usted también. Si todos abren un Sub…., hágalo usted también. Así, para liquidar se pueden juntar, y hacerlo a la vez también.

 

Regla #4: Declárele la guerra al más grande de su categoría, hágase odiar por ese competidor con años de experiencia y conocimiento en su categoría, si le gana, seguro se quedará con el negocio. ¿Sabe qué pasó cuando Royal se metió con Quala? Repítalo…

 

Regla #5: Diga lo que sea para vender. Prometa lo que no puede cumplir. Haga creer que su producto es mejor de lo que es. Seguro así cerrará la venta, si ese cliente no vuelve, en la calle hay más.

 

Regla #6: Téngale pereza  a sus clientes, ellos siempre creen que tienen la razón. ¿No le ha pasado? Los clientes se creen con el derecho de reclamar o pedir cosas. Incluso algunos clientes creen que por comprarle a nuestra empresa los debemos atender. El servicio es solo para empresas de servicio, no para mi empresa.

 

Regla #7: No “gaste” en comunicación si desea tener ganancias ¿Cómo pretende utilizar su dinero para que lo conozcan o se enteren de sus productos? Lo más recomendables es la ósmosis. Espere a que la gente se entere de la nada que usted existe,  así seguro le comprarán.

 

Regla #8: Tenga una autoestima débil, todos son mejores que usted. Ponga en un pedestal a sus competidores, ellos SIEMPRE sabrán más de la categoría que su marca, así usted se esfuerce por años. Si usted piensa que si sus competidores son chinos, japoneses, estadounidenses, europeos, o de algún otro lugar, son mejores que su empresa, tiene razón.

 

Regla #9: Mande a los empleados, para eso les paga. Crear equipos de trabajo, buenos ambientes laborales o invertir en motivación, no es para mi empresa ¡aquí mando yo, y hay que obedecer! Mire a los empleados de Google, no están ahí por una motivación intrínseca, ni por amor a la marca, ni por deseos de progresar o aprender, ni por el buen ambiente. Esas grandes empresas progresan por la mano dura y el maltrato a sus empleados.

 

Regla #10: Desconozca la estética, la forma no importa, solo importa el fondo. Piense que la belleza no se utiliza en su categoría, además un empaque bonito, una etiqueta bonita, una página de internet bonita no genera valor para su consumidor. La gente ama a Apple por sus increíbles procesadores y al Hatsu por su inigualable sabor.

 

Regla #11: Cambie constantemente, si el mercado lo hace usted también lo debe hacer. La constancia y la coherencia no tienen aplicación en mundo de los negocios. Es mejor cambiar la promesa de nuestra marca cada 2 ó 3 años según lo que esté de moda. Desde mi punto de vista marcas como Harley Davidson, Hermes, Rolex y otras que siempre prometen lo mismo, son aburridas.

 

Regla #12: No registre información, es mejor tener todo en la cabeza. “En caso tal de volverse a necesitar se busca en el correo electrónico o se vuelve a hacer”. Tener un registro detallado de todo lo que se hace en una organización es innecesario, al igual que la gestión del conocimiento. Según un estudio realizado en Estados Unidos las empresas que pierden su información tienden a desaparecer en los primeros dos años. En Colombia el 70% de las empresas desaparecen después de morir su fundador.

 

Reglas #13: Inicie un negocio sin saber nada de él. Compre vacas así nunca haya visto una, si la gente se ha hecho rica con eso usted también lo hará. Eso del know-how es puro cuento, es mejor ir aprendiendo del negocio en el camino ¿zapatero a tus zapatos? Eso ya paso de moda. (Si alguien le dice que un negocio es fácil puede ser por dos razones: La primera porque lo desconoce totalmente y la segunda porque lo ha dominado por años, con la salvedad de que el segundo nunca habla del tema)

 

 

Espero no cumplan las reglas y recuerden “Soldado avisado, no muere en guerra”

Share This

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *