Cómo se recupera una marca gracias al marketing olfativo

Cómo se recupera una marca gracias al marketing olfativo

Cacaolat, la bebida de leche con sabor a chocolate RTD (ready to drink), es considerado el primer batido de fabricación industrial del mundo desde 1931 que fue lanzado al mercado.

Esta bebida española, hoy ocupa un lugar importante en el corazón de los catalanes, ya que la gran mayoría recuerdan haber crecido con ella. Tan fuerte es el vínculo emocional de la marca con el consumidor, que en varias oportunidades que la marca ha estado al borde de la quiebra, el mercado objetivo ha emprendido una campaña bajo el slogan en catalán “Salvem el Cacaolat” (que se traduce en español como “Salvemos a Cacaolat”).

Tan intensa ha sido la fuerza del consumidor que hoy la marca genera una de las más importantes noticias de branding en Barcelona, justo en una de las épocas del año más concurridas gracias a la feria MWC (Mobile Word Congress). Se trata de un ejercicio de marketing olfativo en uno de los paraderos de bus (eucol) mejores ubicados en la ciudad: La Plaza Catalunya.

Bajo el lema “¿Conoces el aroma del placer?” y sabiendo que el chocolate es el sabor número uno en indulgencia en el mundo, se apoderaron del paradero de autobús llenándolo de imágenes de su marca y del tentador aroma a chocolate en plena estación de invierno.

Con su imagen de retromarca y su trabajo de marketing olfativo, buscan despertar en jóvenes y adultos los mejores recuerdos de la bebida, crecer el la mente del consumidor, no perder la conquista del corazón de su mercado objetivo, y por supuesto generar ventas.

Buena estrategia señores de Cacaolat, pues bien saben ustedes, que “se recuerda más del 35% de lo que olemos frente al 5% de lo que vemos, y mientras retenemos más de 10 mil aromas tan sólo retenemos 200 colores en nuestra memoria”. Fuente: Universidad de Rockefeller (Nueva York) en 1999

Share This

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *