¿Cuándo fue la última vez que utilizaste un teléfono público?

¿Cuándo fue la última vez que utilizaste un teléfono público?

Hace poco pasé cerca de un teléfono público y se me hizo inevitable preguntarme cuándo fue la última vez que utilicé uno. La verdad, no lo recordé.

 

Las razones de no usar este servicio son muy sencillas: la industria de la telefonía móvil ha crecido con una fuerza acelerada y cada vez los planes de voz son más accesibles. Además, la razón más importante, no recuerdo ningún número para marca que no sea el de mis padres o mi casa. Esto también se debe a la cantidad de años usando estos dispositivos.

 

Entonces pensé: ¡No soy el único! ¿Cuánto habrá bajado el consumo sobre este servicio?

 

No hay que ser un especialista para darse cuenta que estas cabinas cada vez se quedan más solas. Tienen que desaparecer o, como lo vemos en el marketing, urge hacer un cambio.

 

Estos puntos para hacer llamadas están regados por toda la ciudad, ubicados de manera estratégica en los puntos de más alto tráfico peatonal. Casi que estamos describiendo el mejor lugar para hacer una pauta publicitaria ¡y lo es!

 

¿Qué tal si el servicio fuera gratis? Sugerimos cambiar el modelo de negocio: dejar de vender minutos y empezar a vender publicidad. ¿Cuántas personas no utilizarían este servicio sólo porque es gratis y no quieren gastar los minutos de su celular? Proponemos transformar el diseño de la cabina roja de Une para que se pueda pautar en ellas (con mensajes de audio que se escuchen por el auricular e impresos en la infraestructura), regalar las llamadas y hacer florecer nuevamente este negocio.

 

El mensaje es muy claro, el mercado cada vez cambia más rápido y debemos estar pendientes de ello.

Share This

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *