De consumidores a brandlovers: 5 tips para lograrlo

De consumidores a brandlovers: 5 tips para lograrlo

A pesar de ser mercado objetivo, existen gran cantidad de marcas que no se han cruzado por nuestras vidas, otras que nos son indiferentes, algunas con las que sentimos afinidad o cercanía, y unas pocas que realmente llevamos en nuestro corazón.

 

El reto del gerente de marca es justamente ese: lograr que la marca se aloje en el lugar más profundo del corazón del target y que de allí nunca salga. Con seguridad que los comerciales agregarían una frase adicional a esta meta, y es “hacer que suene la registradora”.

 

Sin embargo, desde el marketing afirmamos, que es mucho más probable que se genere una venta, o mejor aún, una compra y una recompra, cuando la marca conquista al consumidor. Por eso la importancia de convertir a los que desconocen la marca en conocedores, a los conocedores en consumidores y los consumidores a brandlovers.

 

Aunque no existe la fórmula mágica para lograrlo, si rescatamos una afirmación del autor Kevin Roberts “todo el mundo, en todas partes, está deseando vivir emociones” y es justo allí donde las marcas tienen el chance de enamorar a sus consumidores.

 

¿Pero cómo enamorar a los consumidores?

 

A continuación compartimos algunos tips:

 

  • Logre que su marca tenga una propuesta emocional y comuníquela, es decir, defina un sentimiento a despertar en el consumidor cada vez que éste se exponga a su marca. El mejor ejemplo es la felicidad de Coca-Cola.
  • Así como a su pareja, con pequeños y constantes detalles, usted debe conquistar a su consumidor. Ya muchas marcas han comprendido este tip, y gracias al CRM cada vez que cumplimos años o que es Navidad nos llega una tarjeta que nos trasmite los mejores deseos. Sin embargo, ya este tipo de actividades se han vuelto paisaje, así que señores, a pensar en otros detalles que sí enamoren.
  • Sorprender, sorprender y nunca dejar de sorprender. Esta sí que es una técnica infalible, y el BTL es la mejor herramienta para lograrlo. Haga presencia, de manera agradable cuando menos lo espera su mercado objetivo. No siempre quiera venderle, a veces basta con estar ahí y dibujarle una sonrisa.
  • Amor es respeto. Siempre la verdad y todo el respeto del mundo al consumidor hasta en el más mínimo detalle. ¡Cumpla con sus promesas y siempre dele un trato preferencial!
  • El storytelling agrega un poco de magia, misterio y despierta del deseo de conocer más por parte del consumidor. Deje siempre un espacio por descubrir y nunca pierda el encanto.

 

Señores, en sus manos está: A trascender la parte funcional de la marca o la promesa básica, y a ir más allá hasta conquistar el corazón del consumidor. ¡Adelante y que viva la conquista!

Share This

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *