El endomarketing, cuando convencer a tu jefe es la primera tarea

El endomarketing, cuando convencer a tu jefe es la primera tarea

A menos que seas la persona que tomas las decisiones de mercadeo, inversión, I+D y logística, entre otros. La primera tarea para implementar tu iniciativa es convencer al jefe, al área o departamento respectivo y la empresa acerca de nuestra idea, si bien es lógico este proceso, en muchas empresa resulta lo más difícil de conseguir.

 

Es llamativo que algunas empresas cohíban a sus empleados de generar nuevas ideas, y esto no significa que no existan programas para proponerlas, sino que entre la alcurnia de los cargos, los nombres famosos y el lobby, entre otros aspectos que se manejan en las empresas, asiste una cohibición o tabú con algunos de los colaboradores de las organizaciones, que por lo general están en los puestos más operativos.

 

Lamentablemente se presentan situaciones donde dichas personas no son tenidas en cuenta o se menosprecian sus opiniones o sugerencias debido a su bajo perfil académico, pero curiosamente es allí de donde deben surgir las mejores ideas para los usuarios. El mercadeo nos ha enseñado que debemos encontrar la mejor forma de satisfacer las necesidades del consumidor y son precisamente las personas que están de frente al usuario las que viven la experiencia del cliente. Pueden reconocer que no les gustó del servicio, escuchan de primera mano las impresiones sobre algún producto, la decoración del lugar, la música, etc. Entonces… ¿por qué no aprovechar esta fuente de información para tomar unas mejores decisiones?

 

En dichas empresas sucede lo mismo por toda la línea jerárquica hasta llegar al director o vicepresidente del área, y es muy triste que esto se presente pues en toda esa cadena de personas se pierden ideas increíbles de nuevos productos, nuevos servicios o nuevas experiencias para el cliente. Ideas que podrían apalancar el crecimiento de las marcas y su sostenibilidad en el tiempo. Y sólo estamos hablando del caso de convencer al jefe, luego llegan un par de tareas más audaces todavía y es hacer que tanto el área a la que perteneces como el total de la empresa crean en tu iniciativa.

 

Es por esto que sugerimos  los siguientes puntos para no morir en el intento de ejecutar tus ideas:

  1. Hablar con hechos y datos, los jefes siempre piensan en números.
  2. No expongas la idea mientras que saludas a tu jefe por la mañana. Genera un espacio propicio para que el jefe escuche tus ideas.
  3. Realiza un pequeño sondeo con tus compañeros para identificar puntos de mejora.
  4. Si tienes un chance, no lo desperdicies. Realiza la presentación con todo el material de apoyo suficiente: pc, usb, internet, video beam, etc.
  5. Ensaya antes de la presentación.

 

¡Muchos éxitos señores y que viva el endomarketing!

 

Esteban FIRMA


 

Share This

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *