Fracasó por lanzar la extensión de marca más rara y exagerada

Fracasó por lanzar la extensión de marca más rara y exagerada

Si bien el marketing, a lo largo del tiempo, ha traído importantes marcas, productos y lanzamientos, también éste, ha dejado al descubierto algunos errores, fracasos y otros percances que es mejor conocer para evitar repetir su historia.

 

El día de hoy hablaremos sobre Bic, la marca a la que según Haig (2004) le corresponde el premio mayor por lanzar la extensión más rara y exagerada de todos los tiempos.

 

 

Comencemos desde el principio: Bic, fue fundada en Francia en 1945 y desde entonces se ha caracterizado por vender productos masivos, económicos y desechables. Todo empezó con el Bic Cristal, un lapicero de bajo precio al alcance de todos. Más tarde, decidieron extender su marca a dos nuevas categorías: los encendedores y las cuchillas de afeitar desechables, en las cuales también incursionaron con éxito.

 

Era perfecto el negocio, pues la misma tecnología que la compañía empleaba para los bolígrafos, la usaba también para la elaboración de las cuchillas y los encendedores, así como la misma fuerza de ventas y los mismos canales de distribución.

 

Sin embargo, partiendo del concepto de productos  desechables y económicos, decidieron lanzar una opción más en su portafolio: los pantys desechables y de bajo precio Bic, dirigidos al mercado femenino, de quienes esperaban una masiva acogida, incluso, en los mismos canales donde hasta entonces comercializaban sus lapiceros, encendedores y cuchillas.

 

¿Qué ocurrió? Que en muy poco tiempo, se evidenció el fracaso del nuevo producto, el cual rápidamente retiraron del mercado.

 

Como aprendizaje, puede quedar que definir correctamente la categoría a la que pertenece la marca, así como comprender su elasticidad, son los dos factores claves para no fracasar con extensiones de marca en el mercado.


 

Share This

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *