Un fuerte golpe declara la guerra en los modificadores de leche

Un fuerte golpe declara la guerra en los modificadores de leche

Tradicionalmente en el mercado colombiano, han reinado dos fuertes marcas que quieren protagonizar el desayuno de los consumidores. Por un lado está Milo, la marca internacional, proveniente de Nestlé; y por otra parte se encuentra Chocolisto el competidor local de la Compañía Nacional de Chocolates (Nutresa). Esta categoría de los modificadores de leche o bebidas achocolatadas ha mostrado un tamaño creciente que supera hoy los 175.000 millones de pesos.

 

Jet, Nucita, Chocolyne y Nesquik, entre otros, son algunos de los demás jugadores que también quieren conquistar un pedazo de la torta de mercado, que cada día se vuelve más apetecida. Si bien los colombianos son amantes del chocolate como bebida protagonista del desayuno (87% según Dinero, 2015), cada vez son más los que dejan de lado el chocolate tradicional de mesa y lo remplazan por el chocolate instantáneo (frío o caliente), debido a su practicidad en la preparación y las bondades que los modificadores de leche comunican sobre sus productos.

 

En 2015, la venezolana Polar, gracias a la maquila de Casa Luker, lanzó al mercado colombiano el modificado de leche Toddy, su producto estrella en diferentes mercado internacionales. Para cumplir su meta trazada al 2018 de alcanzar el 20% del market share, Polar, en sus últimas comunicaciones le ha declarado la guerra a Chocolisto y a Milo. En un momento inicial Toddy afirmó no estar dirigida solo al segmento infantil, enfatizando que su bebida también es para los adultos. Frente a este hecho, Toddy se encontró con la respuesta de Milo Free y Chocolisto 50% menos azúcar, productos dirigidos al segmento joven-adulto y adulto.

 

Los días siguieron avanzando y Milo cada vez se afianza más en su concepto de energía y su asociación con el deporte, comunicado tradicionalmente bajo el lema “Milo te da energía, la meta la pones tú”, mientras que Chocolisto se apalanca en sus vitaminas y conceptos nutricionales que contribuyen al crecimiento de los más pequeños bajo su slogan “te ayuda a crecer”.

 

Más tarde Toddy lanzó su siguiente arma, que de manera frontal ha declarado la guerra en Colombia con los modificadores de leche, afirmando que lo más importante de una bebida achocolatada es el sabor y dejando de lado el tema de las vitaminas y la energía. Igualmente enfatizó, con un poco de humor y quizá ironía, su foco en los adultos que no quieren productos infantiles.

 

 

 

La última carta que Toddy ha dejado ver es su campaña “yo ya crecí”, la cual ha subido el volumen de su estrategia de fight marketing atacando más fuerte que nunca a Chocolisto.

 

 

 

Ahora bien, ¿cuál será el siguiente paso de los jugadores del mercado? Estaremos atentos

 


 

Share This

2 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *