Había una vez una marca llamada Astor

Había una vez una marca llamada Astor

image
Como un cuento de hadas y más que un storytelling fue la experiencia que expertos en marca vivió hace un par de días en las instalaciones de Astor.

A raíz del nuestro artículo publicado recientemente sobre la marca Astor, nos contactó Mario Salcedo Vélez, el Director de Marketing y Ventas de la organización.

Que gusto habernos deleitado con las recetas suizas de hace casi 85 años, y haber discutido diversos temas de marketing y marca con el señor Salcedo.

Definitivamente el Astor es un cuento de hadas, o como bien lo mencionábamos en nuestro primer artículo sobre la marca, es una verdadera historia de amor de un suizo visionario que montó el más elegante salón de te de la ciudad.

El Astor es también una obra de arte, ¿sabían ustedes que todos sus productos son hechos a mano e incluso los mazapanes son pintados con un pincel sostenido por una artista mujer cabeza de familia?

Descubrimos también que la marca es una verdadera leyenda, pues su torta Sacher obedece al nombre de un hotel en Viena fundado en el siglo XIX de donde se tomó la receta de este ponqué.

Señores del Astor, son mil y una historia por contar sobre su marca, cuéntenos ese encanto que los hace único, disfruten el premio de El Colombiano Ejemplar que recibirán esta semana, y sigan para adelante con su estrategia de retromarca!

image

Share This

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *