Historia de Marca: Bimbo… alimentos de calidad

Historia de Marca: Bimbo… alimentos de calidad

Bimbo… la marca recordada por su osito como mascota, nos transmite al instante la calidad y textura de sus productos, vamos a ver en esta historia cómo el compromiso con la calidad viaja desde los inicios hasta la actualidad.

 

La operación de esta famosa marca mexicana inicia el 4 de julio de 1945, cuando un grupo de empresarios con un alto conocimiento y experiencia en el sector alimenticio, puntualmente en panificadores, deciden crear su propia empresa y con un grupo de 34 empleados comienzan las operaciones de esta marca con un portafolio de productos en los cuales se encontraban los bollos (hoy conocidos como bimbollos) un pan en forma ovalada que hoy en día se utiliza para las hamburguesas principalmente.

 

Dichos panes se empacaban en papel celofán con el cual los compradores podían constatar la calidad y frescura del producto. Esta característica hizo que la marca y sus productos tuvieran gran aceptación en Ciudad de México donde iniciaron sus operaciones.

 

Para la distribución de los panes, la marca adquirió su propia flota de carros iniciando con un grupo de 10 vehículos. Un dato curioso es que en 1950 Bimbo incluye en su flota vehículos apodados los “38” carros decorados con la imagen de la marca y equipados con altavoces para recorrer los pueblos pequeños y rancherías promocionando sus productos.

 

En cuanto a la publicidad, Bimbo se apoyó en la imagen del oso para contar historias que asociaran las cualidades y diferenciadores de sus productos. Por otro construyó un equipo de grandes vendedores que impulsaran la expansión de la marca en otras ciudades de México. Para esta marca, los años 50´s significaron la consolidación y expansión en el mercado del país de origen, pero en los años 60´s esta expansión alcanzó el nivel internacional llegan a establecer 4 plantas de producción en España.  Los años 70´s destacan el hito de la construcción de la planta de producción de panes más grande en Latinoamérica, ubicada en Azcapotzalco (México).

 

En los años 80´s la marca establece el lema que afirma que la calidad no tiene precio. Esto debido a una experiencia con un representante de la marca de hamburguesas McDonald’s que estaba buscando proveedores de panes y en una de sus evaluaciones indicó que Bimbo no tendría la calidad que ellos buscaban. Es por esta razón que la marca realizó una inversión de 30 millones de dólares para aumentar la calidad de sus productos.

 

Los años 90´s indicaron que la marca empezaría de nuevo su proceso de expansión internacional ya que en los 80´s vendió su operación en España. Gracias a los registros y mejoras que tuvieron que implementar cuando el país “manito” dio apertura de sus mercados, permitieron que la marca se preparara en procesos, publicidad y capacidad de operación para llegar a más países.

 

Desde aquellos años hasta la actualidad la marca se ha comprometido con la calidad y mediante la compra de otras marcas en distintos continentes se ha convertido en una de las empresas panificadoras más grandes del mundo.


 

Share This

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *