Historia de marca: Chanel, amor a la moda

Historia de marca: Chanel, amor a la moda

Chanel S.A. es una reconocida marca de moda parisina, creada por la diseñadora Coco Chanel. La marca está posicionada en la mente de los consumidores como una marca Premium de productos de lujo y de alta costura que son sinónimo de sobriedad y elegancia.

 

La historia comienza en 1909, cuando Gabrielle “Coco” Chanel, abrió las puertas de una pequeña tienda ubicada en Paris (Francia), en la planta baja del apartamento de su amante Étienne Balsan. Un año más tarde, la Diseñadora Jefe, como fue llamada hasta su muerte, entabló una relación sentimental con Arthur Capel, un hombre de negocios y juntos inauguraron su legendario local ubicado en la Rue de Cambon 31, en París.

 

Chanel

 

Durante la Primera Guerra Mundial, Coco abrió otro almacén en la Rue de Cambon, justo al frente del emblemático Hotel Ritz de París. Los diseños de sus boutiques se hicieron famosos en 1915 dada su rebeldía contra la moda del momento y su impulso a la libertad de movimiento y la no ostentación de sus creaciones.

 

En 1920, Coco Chanel marcó la moda con su famoso traje de dos o tres piezas. Un año más tarde, el ruso-francés Ernest Beaux creó una fragancia para la diseñadora, la cual fue denominada Chanel Número Cinco, dado que éste había sido el número de suerte de la diseñadora y el agüero de su éxito, pues Coco exhibía sus colecciones el quinto día del mes cinco.

 

Dada la aceptación del perfume en la alta sociedad femenina, Coco Chanel, en 1924, crea Parfums Chanel en compañía de su nuevo amor, el Duque Pierre Wertheimer, y un año más tarde ofrece sus diseños de joyería de fantasía que en 1932 se convertirían en verdaderos pendientes de diamante.

 

En 1925, Coco Chanel crea dos clásicos de la moda que han llegado hasta nuestros días: La chaqueta cárdigan para hombre y el famoso “pequeño vestido negro” que no puede faltar en el armario de una mujer.

 

Durante la Segunda Guerra Mundial, Coco Chanel rompió su relación amorosa con Wertheimer, dada que la diseñadora siempre pensó que había sido estafada en el negocio de los perfumes.

 

Más tarde, cuando Alemania Nazi invadió a Francia, Coco se ennovió con el oficial nazi Günther Von Kluge, quien la acercó a la inteligencia alemana de la época.  Según Edmonde Charles Roux, el biógrafo de Chanel, como parte de la misión secreta pacífica de los Nazi, la diseñadora visitó al Primer Ministro Británico Winston Chrurchill, y por esta razón el mandatario inglés ordenó la libertad de Coco Chanel de la cárcel tras la liberación de Francia.

 

A raíz de su arresto, Coco se fue a vivir a Suiza, donde se enamoró de Von Dincklage y juntos abrieron allí nuevas sucursales de su tienda de moda en este país. Ante su fuga, el exnovio de Coco, Wertheimer, se apoderó por completo de la comercialización de las fragancias de Parfums Chanel en Francia, y a cambio de ello se comprometió a girarle un dinero periódico a Coco y a su novio para que vivieran como personas de alta sociedad suiza.

 

En 1953, Coco Chanel regresó a Paris y se dio cuenta que había perdido popularidad, dada la introducción de un nuevo competidor en el mercado: Christian Dior. Con el fin de recuperar su liderazgo en la moda parisina y su  imagen de marca, Coco acudió a Pierre Wertheimer, que siendo un hombre de negocios diseñó las mejores estratégicas de marketing que fueron respaldadas con su gran poder económico, y trajeron como consecuencia la recuperación del imperio Chanel en la industria de la moda.

 

A cambio de sus servicios de asesoría de marca, Pierre Wertheimer, obtuvo el 100% de los derechos de la marca Chanel, quien dos años antes de su muerte dejó el imperio a cargo de su hijo Jacques Wetheimer.

 

Coco Chanel, hasta el día de su muerte que fue el 10 de enero de 1971, trabajó en desarrollo de nuevos productos y fragancias de Chanel, e incluso años más tarde, los consumidores vieron cómo las ideas de Coco seguían siendo los nuevos lanzamientos de la marca.

 

Tres años más tarde, Alain Wertheimer, el hijo de Jaques, tomó el mando de Chanel, quien se caracterizó por su liderazgo por la fuerza que le dio a Chanel Número 5 en el mercado estadounidense.

 

En la actualidad, Alain Wertheimer y su familiar Gerard Wertheimer, son los propietarios de la casa de modas Chanel, que ofrece a los consumidores de alta costura, ropa, maquillaje, gafas, perfumes, carteras, zapatos y joyería.

Share This

2 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *