Hemos visto vending machines de todo tipo de productos pero esta es la primera vez que veremos una del tamaño de un edificio de 15 pisos en el que se “dispensan” carros de lujo.

La idea es una obra de arte. Todo quisiéramos ver esta máquina en acción y seguro que es un factor que inclina la decisión de compra por parte del consumidor. Desde el marketing es pura creatividad e innovación al momento de darle un valor agregado desde un punto de vista emocional.

Una idea que nos sirve de inspiración; y aunque no es la primera vez que alguien intenta “dispensar” un carro, si es la primera vez que se hace con tanto estilo.

Los dejo con el video para que puedan ver esta grandiosa idea